¿Qué es el minimalismo?

Es posible que hayas oído hablar de Marie Kondo y su forma peculiar de doblar calcetines como si fueran soldaditos. Si no acabas de pillar de qué va esto de tirar cosas y ser ordenado te voy a explicar qué es y qué no es el minimalismo.

Hasta hace poco el minimalismo era una estilo de decoración que consistía en pintarlo todo de blanco y tener dos muebles cuadrados, también blancos, y nada colgado en la pared. Algo así como la anti decoración. Hoy en día cuando hablamos de minimalismo ya no se trata de una forma de decorar sino de un estilo de vida. Y, por cierto, no tiene nada que ver con el color blanco.

¿Que es el minimalismo? Vasos minimalistas
Puedes tener vasos multicolores y ser minimalista

El minimalismo es una filosofía o una forma de entender la vida.

Desde un punto de vista minimalista el valor verdadero de la felicidad no reside en los objetos que poseemos sino en las experiencias que vivimos, en las personas que nos rodean, en las emociones que sentimos y en tantas otras cosas que no son objetos materiales.
Cuando quieres abrazar un modo de vida más minimalista el primer paso es deshacerte de todas las posesiones que no te hacen feliz. Tal vez te preguntes por qué tendrías que tirar todas las cosas que has acumulado a lo largo de la vida, después de tanto esfuerzo y dinero para poder tenerlas, es posible que de mano no le veas mucho sentido. A mi entender, el minimalismo ha surgido como una consecuencia natural al mundo consumista en el que vivimos. Estamos tan centrados en comprar objetos para ser felices que hemos acabado teniendo más posesiones que ninguna otra generación anterior y, sin embargo, parece que seguimos profundamente insatisfechos con la vida. Esa promesa de comprar algo para ser feliz no se está cumpliendo, por eso ahora hay personas que están haciendo todo lo contrario: deshacerse de cosas para encontrar ese felicidad en otros lugares. No es que tenga nada de novedoso este enfoque, en realidad es un principio básico del budismo al que ahora se le ha puesto el nombre de minimalismo. Pero para poder comprender mejor lo que es el minimalismo primero es necesario explicar lo que no es. Es posible que nos quedemos con ideas superficiales de lo que puede parecer que es el minimalismo visto desde fuera y esto hace que no comprendamos qué significa en realidad esta filosofía de vida.

El minimalismo no es

Tener pocas cosas

Mucha gente se queda con la idea de que el minimalismo se trata de tener pocas cosas, y que cuantas menos cosas tienes más minimalista eres.

Si bien se empieza tirando las cosas que no necesitas, no hay que quedarse con la idea de que es minimalismo es tirar el 80% de tus posesiones y quedarte con el 20% restante. Puedes quedarte con poco o quedarte con mucho, eso no es relevante. Lo importante es que los objetos que poseas aporten algo valioso a tu vida.

El minimalismo no es

Un Concurso

Ser minimalista no es un concurso en el que gana el que menos objetos posea.
Hay mucha gente que llega al punto de contar todos y cada uno de los objetos que posee, por ejemplo: 2 pares de calcetines, 2 camisetas, 1 plato, 1 cuchara… en total 10 objetos personales, por poner un número. Y se convierte en el hombre que sólo posee 10 objetos (seguro que uno de ellos es un móvil) Es interesante la idea de ponerte a prueba y descubrir qué pocas cosas necesitas para vivir. Si te sientes feliz y liberado teniendo sólo 10 objetos adelante. Pero no es necesario demostrar nada a nadie, esto es algo que haces para ti no para los demás. No se es mejor minimalista por tener menos cosas. El minimalismo es una forma de vida, es una actitud y un sentimiento, no algo que se tenga que medir ni cuantificar.

El minimalismo no es

Una Obligación

Una estilo de vida, como cualquier otro, es una elección personal. Si por el motivo que sea lo has probado y no te va busca otra forma de vivir la vida que te encaje mejor.
Ser minimalista no es ni mejor ni peor que no serlo. Cada uno tiene que encontrar la forma de vida que mejor le vaya, y a veces todo tiene su lugar y su momento. Si tú eres minimalista y convives con otras personas que no lo son debes respetar también la elección libre de los demás y no forzar a los demás a seguir un camino para el que tal vez no estén preparados o simplemente no deseen tomar.

El minimalismo no es

No gastar

Adoptando una forma de vida minimalista puedes ahorrar muchísimo dinero, porque te vuelves más consciente de las cosas que compras sin sentido.

Hay muchas cosas que compramos que no necesitamos en realidad. Pero ser minimalista no quiere decir que no compres nunca nada, simplemente que lo haces con más cabeza. Por ejemplo, tal vez te sientas tentado a comprar una mesa de centro por 50€, no te apasiona mucho… ¡pero es que son sólo 50€! Sin embargo, una persona minimalista sólo posee objetos que le hacen feliz y le apasionan de verdad, así que en lugar de comprar en función del precio compra en función del sentimiento. Aunque eso implique esperar para ahorrar y comprarse esa mesa de 300€ que sabe que le gusta de verdad. Siendo minimalista se puede ahorrar, sí, pero lo importante es gastar en las cosas que consideras valiosas para ti.

El minimalismo no es

Un Esfuerzo

Esta forma de vida es una elección personal que se hace porque deseas valorar las cosas más simples de la vida en lugar de depositar tu satisfacción en la posesión de objetos.
Al empezar es posible que haya cierta resistencia porque supone realizar un cambio mental y de actitud, pero una vez que te das cuenta del valor real del minimalismo se convierte en una forma de vida placentera. Si llevas una temporada viviendo de forma minimalista y en lugar de disfrutarlo lo estás sufriendo es muy posible que haya algún concepto básico que no haya profundizado en ti por algún motivo. Ser minimalista de corazón no es nunca un esfuerzo, puede haber desafíos puntuales, pero básicamente es siempre un placer.

El minimalismo no es

Ser Ordenado

No es obligatorio ser ordenado y doblar toda tu ropa al estilo Mari Kondo para ser minimalista. Pero resulta que el orden es una consecuencia natural del minimalismo.
Cuando tenemos tantas cosas que ya no sabemos ni dónde guardarlas el desorden es algo inevitable. En lugar de poseer objetos son los objetos los que nos poseen a nosotros y la lucha por mantener la casa ordenada es un batalla sin fin que sólo nos lleva a necesitar cada vez más y más armarios. Pero cuando tenemos pocas cosas y esas pocas cosas son objetos que adoramos de verdad las empezamos a tratar con mucho más mimo. Además, el hecho de tener espacio más que suficiente para guardar tus valiosos objetos hace mucho más sencillo el orden. No tienes que romperte la cabeza pensando cómo guardar y ordenar las cosas, todo va en su sitio sin esfuerzo y sin pensar.
¿Que es el minimalismo? Accesorios Minimalistas
En un espacio ordenado y minimalista es más fácil hacer que tus cosas luzcan, como en esta sencilla estantería

El minimalismo no es

Estricto

El minimalismo no tiene reglas, las normas las pones tú. No hay nada que esté prohibido.
No está prohibido comprar cosas ni tener colecciones de figuritas que llenen una pared entera. No se trata de tener una vida restrictiva ni quitarte de tener o comprar cosas. Tampoco consiste en vivir haciendo el esfuerzo por ser feliz desde un sentimiento de carencia. Nunca deberíamos forzarnos a vivir con ningún sentimiento negativo de ningún tipo. El objetivo real es ser más consciente de las cosas que tenemos y compramos y del por qué lo hacemos.

Lo más importante del minimalismo

Ahora que ya hemos aclarado algunas creencias falsas sobre el minimalismo ya puedo explicar lo que sí es el minimalismo.
Puede parecer que es algo que está muy centrado en los objetos: en lo que tienes, lo que no , lo que compras, lo que evitas comprar… pero en realidad lo importante son los sentimientos. Para mí, lo esencial es el darnos cuenta de el lugar en el que depositamos nuestros sentimientos. Tendemos a depositar muchas expectativas y emociones en los objetos, por ejemplo, comprarse algo para darse un capricho, o regalar algo para hacer feliz a otra persona. Todos nuestros objetos llevan emociones asociadas, positivas y negativas. Lo voy explicar con un ejemplo muy simple. Tal vez tengas colgado un cuadro en casa que te horroriza pero te sientes obligado a guardarlo porque fue un regalo de alguien que quieres y te sentirías culpable si lo tirases. Lo importante aquí no es ése cuadro, es el por qué lo tienes, por qué no te atreves a tirarlo, por qué te obligas a ver cada día un objeto que te genera emociones negativas. El cuadro es lo de menos, lo importante son la emociones asociadas a los objetos y lo que dicen de nosotros los objetos que tenemos. Puedes definir a una persona por las cosas que posee y el por qué las tiene.
La decoración, y los objetos en general, son para disfrutarlos, no para sufrirlos
Por eso el minimalismo no se trata de tirar cosas, sino de liberarte de formas de pensar que no necesitas ni te hacen feliz. 

Y da la casualidad que esas formas de pensar están fuertemente asociadas a nuestras posesiones. El darte cuenta de esos procesos mentales según vas decidiendo vaciar tu vida de objetos es un proceso maravilloso y liberador, hasta tal punto que el tirar cosas puede convertirse en adictivo, tal es el placer de sentirte liberado de pesos innecesarios.

Lo más importante del minimalismo, es liberarte de los pensamientos y cosas que no te hacen feliz para así poder valorar las cosas que sí te hacen feliz. 

Y esas cosas también pueden ser objetos ¡por supuesto! Si vivimos en un mundo material, ¿cómo no va a haber cosas materiales que nos aporten un granito de felicidad? Yo soy inmensamente feliz cuando voy a las ferias y veo todos esos muebles, colores, texturas, diseños… pero también sé que no necesito tener todas esas cosas para ser feliz. Mi casa ideal está llena sólo de las cosas que necesito y me de alguna manera encienden una chispa de alegría en mi corazón, pueden ser muebles, objetos de decoración, personas, música o ideas. Todas estas cosas van cambiando según voy cambiando yo también. Lo importante es lo que te rodee te haga feliz y refleje siempre lo mejor de ti mismo. Eso es el minimalismo.

Send this to a friend