Cómo Decorar con Plantas

Y QUE NO SE MUERAN EN EL INTENTO

La mejor forma de darle vida a un espacio es usando vida, literalmente. Hasta el espacio más minimalista tiene chispa en cuanto se le añade una planta.

Y hablando de minimalismo, no es casualidad que la nueva tendencia minimalista utilice plantas en la decoración, porque el minimalismo reivindica el deshacernos de todas las cosas superfluas que no aportan valor a nuestras vidas para poder centrarnos en las cosas que son importantes de verdad.

Las plantas nutren nuestros pulmones, algunas incluso limpian y purifican el aire de toxinas.

Un espacio con plantas nos hace sentir en conexión con la naturaleza, algo tan básico y reconfortante, y por desgracia tan lejano e inaccesible para muchos.

Así que no se me ocurre mejor idea para sentirse en conexión con la naturaleza que llevar la naturaleza a tu casa.

Si lo de los geranios en la ventana no es tu estilo, o quieres dar un paso más allá, te propongo cómo decorar con plantas en 5 pasos.

1. Elegir Bien

Toda la vida he pensado que no se me daban las plantas, pero estaba equivocada.

No se trata de que las plantas se te den bien o mal. Conseguir que tus plantas sobrevivan es cuestión de usar la planta adecuada en el lugar idóneo.

Durante un año tuve un ficus moribundo que no prometía llegar muy lejos. Por casualidad, el ficus acabó reviviendo cuando lo ubiqué en una terraza soleada en mi nuevo hogar. Los dos palos tristes ahora se han convertido en una jungla tropical.

Es importante comprar tus plantas en un vivero o centro especializado donde te puedan informar sobre qué condiciones necesita tu nueva amiga para sentirse como en casa.

 

Mi sitio favorito de Gijón para comprar es la Tienda de Plantas del Jardín Botánico. No sólo es evidente que adoran las plantas y todo su mundo, sino que además te saben asesorar, no importa que no sepas la diferenciar una raíz de un pistilo.

2. A Lo Grande

Una tendencia fuerte en decoración con plantas es usar especímenes grandes, con hojas enormes y carnosas.

La idea es que te sientas como si estuvieses bebiendo mojitos en Maldivas sin salir de tu salón.

Para usar este tipo de plantas necesitarás bastante espacio. Una esquina junto a una ventana siempre es un lugar ideal.

Si tienes un espacio abierto puedes usar este tipo de plantas para separar ambientes.

Una sola planta es suficiente para crear ese efecto de separador óptico, manteniendo a la vez el espacio abierto y luminoso.

Para este tipo de plantas necesitarás una maceta lo bastante grande como para permitir que tu planta crezca grande y hermosa. Esta maceta blanca de resina es súper ligera y está genial de precio.

3. Por Todo Lo Alto

Si tus plantas no son tan grandes como una palmera pero quieres hacer que lo parezcan, ponles tacones.

Para que ganen presencia utiliza pedestales de varios tamaños y haz una composición con dos o tres plantas distintas.

Mis soportes favoritos son éstos por las originales formas geométricas y las macetas de madera.

Si prefieres una versión más económica puedes comprar el pedestal por separado y añadirle tú el tiesto que más te guste (que no se caiga, a ser posible)

Por último, elije plantas que tengan bastante follaje y que pertenezcan al mismo clima para que la composición sea más armoniosa.

4. Lugares Insospechados

Si tienes la suerte la tener un baño con ventana ya tienes un ecosistema ideal para las plantas amantes del agua y de la humedad.

Cualquier planta que viva junto a una cascada o a un río estará feliz de convertir tu cuarto de baño en un paraíso tropical.

Los baños son espacios difíciles de decorar porque no suele haber mucho espacio, son funcionales y la cerámica en suelo, paredes y sanitarios los hace fríos y poco acogedores.

¿Cómo hacer para introducir plantas en el baño? Muy fácil, cuélgalas del techo.

 

Puedes ponerlas a los lados del espejo del lavabo, o poner dos o tres seguidas sobre la zona del inodoro. Tu espacio te dirá cuál es el mejor lugar.

Esta maceta colgante es tan estilosa que casi no necesita ni planta para lucir en cualquier rincón.

5. Pequeños Detalles

Nunca subestimes el valor de los pequeños detalles. Hasta las plantas más diminutas pueden marcar la diferencia en la decoración de tu hogar.

Si no quieres mancharte las manos de tierra prueba a poner plantas de aire en terrarios.

Cuando queremos decorar las paredes siempre pensamos en cuadros, sin embargo hay formas más creativas y naturales de alegrar nuestras paredes.

Prueba a combinar terrarios de pared y diminutos jarrones colgantes con cuadros, macramé o atrapasueños para crear una composición boho de ensueño.

Ya no hay excusa para no disfrutar de un pedazo de naturaleza en tu propio hogar. Pero, si por lo que sea, la cosa sigue sin fluir entre las plantas y tú siempre te queda la opción de la plantas artificiales. Las hay tan realistas que ni tocándolas serás capaz de notar la diferencia.

No importa cómo hagas para recrear un pequeño paraíso natural en casa. Lo importante de la decoración no son los objetos que utilices, sino la emoción que te evoca el espacio cuando entras en él.

¿Por qué me encanta decorar con plantas? Aparte de todo lo anterior, las plantas me evocan frescura, pureza y libertad. Qué más se puede pedir.

Cada vez que compras algo a través de mis enlaces contribuyes a que pueda seguir creando hogares bonitos y compartiendo mis mejores trucos con los lectores de este blog ¡Gracias por tu apoyo! 😊

Send this to a friend